Teotihuacan

localizada en el Estado de México, entre los poblados de San Juan Teotihuacan y San Martín de las Pirámides, a 48 Km. al noreste de la Ciudad de México. Su clima es semi-seco con una temperatura promedio anual de 15°C.  Teotihuacan, el lugar donde los hombres se vuelven dioses, es una zona arqueológica. 

Los orígenes de Teotihuacán son todavía objeto de investigación entre los especialistas. Alrededor del inicio de la era cristiana, Teotihuacán era una aldea que cobraba importancia como centro de culto en la cuenca del anahuac Las primeras construcciones de envergadura proceden de esa época, como muestran las excavaciones en la pirámide de  la luna.

El apogeo de la ciudad tuvo lugar durante el período clásico (ss. III-VII d. C.). En esa etapa, la ciudad fue un importante nodo comercial y político que llegó a tener una superficie de casi 21 km2, con una población de 100 000 a 200 000 habitantes. La influencia de Teotihuacán se dejó sentir por todos los rumbos de Mesoamérica, como muestran los descubrimientos en ciudades como tikal y monte alban, entre otros sitios que tuvieron una importante relación con los teotihuacanos.

Actualmente, los restos de Teotihuacán constituyen la zona de monumentos arqueológicos con mayor afluencia de turistas en México, por encima de chichen itza, el tajin y monte alban.